Goleta histórica de velacho de dos mástiles en venta - VYachts brokers náuticos en Baleares

Goleta histórica de velacho de dos mástiles

«Atyla» es un barco único por muchas razones

  • Casco y aparejos de madera (iroko, roble, pino silvestre…)
  • 31m de largo, 7m de ancho, 3m de profundidad, 25m de alto
  • 9 velas (dos de ellas negras), con una superficie total de más de 400m2
  • 4 camarotes grupales con una capacidad total de 24 personas en viajes en alta mar
  • 5 baños (3 de ellos con ducha)
  • Capacidad de 80 personas para eventos y excursiones costeras

La historia de un sueño:

Esteban Vicente Jiménez (Soria, España, 1953) era un piragüista profesional con un ambicioso sueño: construir un gran barco de madera lo suficientemente robusto para navegar alrededor del mundo.

A pesar de la falta de dinero y de vivir a 250 km de la costa más cercana, en 1979 Esteban comenzó a diseñar Atyla siguiendo los estándares tradicionales de los carpinteros de ribera. Unos meses y cientos de bocetos después, su diseño original recibió la aprobación del arquitecto naval Dr. Francisco Lasa Etxarri. Atyla finalmente se botó el 15 de mayo de 1984. 

«Atyla» navega desde entonces y actualmente el barco realiza anualmente una media de 22 viajes, recorre una media de 8.500 millas náuticas en 8 países diferentes ofreciendo viajes de aventura y y acogiendo a cientos de participantes de todo el mundo.

«Atyla» ha estado en la misma familia desde 1984, quienes lo han mantenido  y continúan manteniéndolo con mucho cariño y cuidado.

Conozca más sobre está Goleta magnífica y única: https://www.youtube.com/watch?v=tjjqeQbyHWg

Para mayor información y visitas, por favor contacte con nuestra oficina. 

  • Precio: 800,000  euros (IVA pagado)
  • Tipo: Sailboat
  • Subtipo: Schooner, Long distances, Sail yacht
  • Año: 1984
  • Bandera: Spain
  • Ubicación: España
  • Referencia: V87

NOTA

Victory Yachts SL presenta la información de esta embarcación de buena fe, sin embargo, no puede garantizar o asegurar la exactitud de dicha información. Tampoco puede garantizar el estado de la embarcación.